CanariasLofts.com - El portal de los profesionales de la Colombofília webmaster@canariaslofts.com

Cuido y forma de la paloma mensajera

sabato 8 agosto 2009 15:13
Gustavo Q.P.
CanariasLofts.com - El portal de los profesionales de la Colombofília http://www.canariaslofts.com

nullUna vez más comienzan las competiciones deportivas de las palomas mensajeras, empezando con la campaña de otoño, y la recibimos con el mayor de los optimismos, como todos los años, aunque luego aparezcan las desilusiones, pero lo importante es que hayan sido bien cuidadas y tenerlas a punto para que nos traigan el éxito que de ellas esperamos.

Sin embargo, durante esta temporada en que tenemos sometidas a nuestras palomas a tan prolongado descanso, ¿hemos sabido comportarnos con ellas de acuerdo con el esfuerzo al que pensamos someterlas para que puedan colmar nuestras apetencias?
El verdadero colombófilo, que es aquel que quiere a sus palomas y le exige el máximo rendimiento, no debe abandonar jamás el cuidado de las mismas, o de lo contrario sufrirá el mayor de los fracasos.
Pese a todo, aquel colombófilo que ha cuidado durante la muda a sus palomas, teniendo para ellas las mejores atenciones, podría tener pérdidas durante los viajes, pues bien sabemos que son muchos los enemigos que durante los mismos van en contra de nuestras mensajeras, aunque si las palomas han sido bien atendidas y no encuentran en vuelo ningún contratiempo, podemos estar seguros de que más pronto o más tarde llegarán a su palomar.

Así es que, antes de llevar una paloma para el enceste, será cuestión de examinarla con especial cuidado, para saber si está o no en condiciones de afrontar el viaje, y de regresar al palomar en las mejores condiciones físicas posible.

También es muy importante tener mucha paciencia en el palomar en el día de las sueltas, ya que si las enviamos bien preparadas no hay por qué preocuparse.

Las grandes plumas del ala de un ejemplar en estado de reposo deben dar la apariencia de una línea recta y las pequeñas plumas coberteras tienen que estar igualmente apretadas y bien superpuestas las unas sobre las otras, con las dos alas adquiriendo un cierto grado de armonía, y la cola formando una sola pluma, y ligeramente alzada.
La cuestión de las escamas, principalmente las que recubren los músculos del esternón, hay que tenerla bien presente. Hay muchas palomas que se han clasificado en los primeros premios, a pesar de estar cargadas de escamillas. En este caso, es necesario un buen purificante una vez por semana.

La forma depende de numerosos factores, y se manifiesta sobre la totalidad del cuerpo de la paloma, tiene una amplia variación de conceptos y siempre va unida por las estaciones en que vivimos.
En suma, deben funcionar a tope todos los órganos vitales de su cuerpo, y eso se consigue con un buen cuido, con una buena preparación bien regulada y calculada, y con una posición adecuada para cada ejemplar.

Asimismo, podemos señalar que el pico debe estar bien limpio; las corúnculas nasales tienen que estar totalmente blancas; las patas calientes ceñidas de un rojo fuerte y desprovistas de escamas; el color de la carne es conveniente que sea un rosa acentuado, y la piel azulada es una mala señal, pues es motivo de intoxicación, mientras que las membranas que rodean el oído se agrandan un poco.

El vuelo debe ser a lo largo, fuera del entorno de sus palomas. Una paloma en forma no tiene jamás el plumaje desordenado, en tanto que las coberteras de las alas activas y pasivas estén en buen estado, se puede juzgar una paloma por su característica; los excrementos tienen que ser duros, parecidos a pequeñas bolas, y de un color gris-banco y marrón.

La paloma en forma debe tener, como hemos dicho, la garganta muy limpia, fuertemente rosada, para el buen funcionamiento de los órganos respiratorios, la lengua debe ser rosa, lisa y con la punta ligeramente teñida.

En la paloma con buena salud, la cavidad bucal está alargada y la abertura de la boca es amplia. De todas estas consideraciones de orden primordial y bastante lógicas emitidas hay que hacer algunas ampliaciones.

Hay palomas que no desvelan tan fácilmente su forma a través de su actitud en vuelo o en el palomar. Lo que parece más perjudicial para la forma atlética de las mensajeras es la variación de los tiempos, como, asimismo, en Canarias la forma puede variar mucho, teniendo en cuenta los días de enceste, como perder la motivación de cara a un buen regreso.

Artículo de D. Francisco Sánchez Ramírez

Copyright © 2011 - http://www.canariaslofts.com